Qué ilusión nos hace ver que poco a poco vamos volviendo a la normalidad. Todos estamos trabajando mucho cada día para facilitar las cosas. Esto que nos ha venido ha tenido mucho impacto en la sociedad, pero sobretodo son las pequeñas empresas las que más lo han sufrido. Muchas tiendas locales siguen buscando nuevas formas de digitalizarse. El confinamiento ha cambiado mucho los hábitos de consumo, pues ahora es un consumo más responsable y digital. Pero, además de valorar más la tecnología, valoramos a las personas que tenemos cerca, así como los que tenemos lejos gracias a lo digital.

Antes de adentrarnos en las acciones de marketing para estos momentos de desescalada, lo primero que debemos hacer como marca, es pensar en proteger a nuestros trabajadores y clientes. Durante el confinamiento, les hemos recordado a los clientes el por qué existimos para ellos. Hemos incluso buscado la manera de seguir teniendo contacto con ellos. Hasta en algunos casos, hemos hecho que puedan seguir comprándonos desde la distancia, con operadores logísticos y grandes medidas de seguridad de por medio. Lo que está claro, es que hemos hecho un gran trabajo y esfuerzo.

¿Qué acciones de marketing puedo empezar a hacer para la desescalada, siendo una pequeña empresa? 

 

1. Una de las claves es trabajar en dirección a hacer acciones que cada vez nos cuesten menos tiempo. Facilitar la vida a nuestros clientes.

2. Valorar si sería conveniente introducir la venta online para alguno de nuestros productos o servicios.

3. Además, todo lo que ofreces en texto, lo puedes ofrecer en contenido más visual. Las plataformas de formación en formato vídeo están ganando, apuestan por enseñar y entretener. El E-learning, y sobretodo el empresarial va a tomar mucho protagonismo en esta nueva era digital. Tu empresa puede empezar a trabajar en dirección a este tipo de contenido. Tienes la posibilidad de formar al equipo con los valores y compromiso de tu marca, para que éste lo compartan todos los miembros del equipo.

4. Comunicación divertida, empática. Seguro que os han pasado cosas divertidas, o habéis visto algo que puede gustar a vuestro cliente. Compartirlo. No os lo guardéis.

5. Este es uno de los puntos más importantes. Es momento de enfocar nuestros presupuesto de marketing en acciones de comunicación alineadas en el ámbito de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC). Os dejamos unos vídeos para entender mejor el impacto de estas acciones. La campaña de Ruavieja, y otra de Orange.

Son cortas e intensas, míralas primero y nos dices.

Has visto publicidad voluntariamente, y sin hacer zapping. ¿Te han llegado? ¿Te están vendiendo algo?

Simplemente, ganan presencia en tu corazón. Podemos encontrar proyectos de futuro en esta nueva realidad, con acciones de responsabilidad social corporativa, ya sea hacia el medio ambiente, acciones sociales, o acciones con tus propios empleados.

6. Todo lo que hagamos transciende. Todo deja huella. Por lo tanto, las acciones que realicemos tienen que tener sentido para nuestra marca ahora, pero también en un futuro. Empieza a crear branding y consigue coherencia en todas tus acciones de marketing. Es momento de sentarse y establecer una nueva estrategia que contemple el branding en cada paso.

7. Crear comunidad con tus clientes actuales. Podrías optar por ejemplo por los grupos de Facebook, donde publicas ofertas especiales para ellos. No va a ser lo mismo que tus publicaciones en la página de Facebook o el perfil de Instagram. Es un espacio donde les puedes hacer sentir especiales, y sobretodo descubrir qué es lo que más le interesa a tu público.

8. Presencia digital. Invierte en las plataformas donde esté tu target. Gana popularidad, presencia y con estrategia, tiempo y constancia ganarás tu posicionamiento. Es muy barato si lo comparamos con publicidad offline, publicidad en televisión, y todo lo que teníamos hace unos años.

9. Vídeos, apuesta por ellos. Puedes conseguir contenido muy interesante. Haz una buena estrategia de contenidos para este formato. Planifica y delega quien va a encargarse en cada uno de los pasos. Puede parecer mucho trabajo, pero tiene sus resultados. No debe de considerarse como un obstáculo o algo complicado a lo que lanzarse, sino de buscar impulsar un tipo de contenido más entretenido para nuestro público.

10. Después del confinamiento, pasamos del storytelling al storydoing. Este momento llega cuando queremos ir más lejos. No solamente contar historias que lleguen al público, sino generar experiencias que realmente conecten con ellos, que lleguen a moverlos, y a hacer algo. Llega el momento de generar contenido que tenga poder para crear conversaciones. El entretenimiento va a estar por delante de todo.

No es momento de parar, es momento de aunar fuerzas y moverse hacia una nueva dirección. Hemos visto la tendencia y el impacto de lo digital. Hoy el contenido no se ve en grandes pantallas, se consume desde el móvil.

Hay muchas cosas que han venido para quedarse, la forma en que trabajábamos va a cambiar. Hemos aprendido nuevas lecciones. El hecho de que muchas personas puedan trabajar desde casa, hace que no sea tan necesario vivir en grandes ciudades para poder acudir al lugar de trabajo, como un ejemplo entre muchas otras cosas que están pasando. Hay muchas profesiones que podrán seguir ejerciendo igual gracias al teletrabajo. Además, durante este tiempo hemos visto el impacto que hemos tenido sobre la naturaleza. A nivel de marca, es muy importante valorar todos estos factores que nos rodean. Ya que no solo es vender, es comunicar cómo contribuyes de manera más sostenible y solidaria.

Desde Formiga Creativa estaremos encantados de analizar tu situación, y adaptarnos a todo lo que pueda venir, de forma que tu pequeña empresa, actúe rápido con cada oportunidad de negocio que se presente.

Acerca Formiga Creativa

No es una gran agencia con cientos de puestos en ella. Es un pequeño equipo formado por dos hormigas muy inquietas que un día decidieron juntar sus conocimientos y poner en marcha su propia agencia de marketing digital. Especializada en el Marketing de Contenidos. Sueñan en hacer que las pequeñas empresas luzcan como las grandes. Les encantan los retos y construir relaciones de éxito con sus clientes. Todo empezó aplicando su formación en una estrategia para Youtube. Así aprendieron a crear vídeos de calidad que conectaran con la audiencia.

Si te ha gustado y necesitas más información adaptada a tu negocio, desde Formiga Creativa te ayudaremos.